Comunidad Las Mareas: Ejemplo de lucha y resistencia


Por Edwin Morales Laboy / Caucus de Maestros MST

La noticia del cierre de la escuela elemental en el Barrio Las Mareas tomó por sorpresa a los padres y miembros de esta comunidad de Pescadores, ubicada en la costa de Salinas(Puerto Rico). Mediante una escueta carta enviada el 6 de junio de 2011, los padres fueron notificados que el Secretario de Educación, Jesús Rivera Sánchez, había determinado cerrar su escuela utilizando como argumento la lógica mercantil de que la escuela no era rentable para mantenerla abierta por su “baja matrícula”.Nadie les consultó nada. Tampoco les dieron información previa para ofrecer alternativas a los integrantes de esta escuela que no se encuentra en el mal llamado plan de mejoramiento y su planta física está en buen estado, gracias a la comunidad. Y esto fue así porque los mafiosos de la educación encabezados por Rivera Sánchez ya habían tomado la decisión a puerta cerrada.

La comunidad del Barrio Las Mareas en Salinas es uno de los sectores, reconocidos por el mismo estado, más marginados en el país. Con un nivel de pobreza que ronda el 75% y un 38% de las madres criando a sus hijos solas, la decisión unilateral de cerrar la única escuela de la comunidad por parte del secretario fascista constituye otra afrenta contra una comunidad que lucha por salir adelante.

La decisión tomada por el DE, sostenida por la decrépita concepción neoliberal que cosifica el papel humano en el proceso educativo, se viene gestando desde hace 5 años. La amenaza constante de cierre y el sabotaje de los procesos educativos eliminando el 5to y 6to grado de la escuela contribuyeron a crear el escenario que el mismo DE utiliza como excusa para justificar su agenda privatizadora. Después que se dedicaron a bombardear la escuela, ¡ahora dicen que no hay matrícula y por eso hay que cerrarla! Claro idiotas…después de estar serruchándole el palo a la comunidad y eliminando grados cualquier escuela reduce su matrícula.

No empece del conocimiento de los funcionarios de educación de la negativa de la comunidad al cierre de la escuela y de haber hecho promesas de diálogo con los afectados, el DE, como ladrón en la noche, llegó escoltado de decenas de agentes de la policía para remover equipos de la escuela. El día 11 de julio vinieron con camiones del departamento a arrasar con la escuela, pero se toparon con la comunidad que resistió la jugada sucia que se estaba fraguando contra los hijos y padres de esta comunidad pobre. Desde ese entonces, la comunidad se encuentra en vigilia permanente frente al portón de la escuela y enfrentando las provocaciones del estado, que mientras hace un llamado al dialogo, sus acciones van dirigidas a imponer su agenda a como dé lugar provocando a los residentes.

Al sol de hoy la batalla que ha librado esta comunidad, conocida también por haber triunfado en los 70’s el intento de expropiación de la transnacional Monsanto (corporación criminal e imperialista dedicada a la fabricación de pesticidas), se ha extendido por todo el país y se ha convertido en el ejemplo a seguir de las comunidades que enfrentamos la privatización descarnada de parte del gobierno de los ricos encabezados esta vez por Luis Fortuño.

La agenda de cierre de escuelas, como parte del proceso para comenzar con el proyecto de privatización, mediante las escuelas chárter, avanza a paso galopante. El programa de escuelas del siglo XXI y las intenciones de municipalizar las escuelas para ponerlas al servicio de los partidos, son la principal amenaza contra la educación que debemos parar con todos los medios a nuestro alcance. Construir la fuerza social que nos permita, como los compañeros en Las Mareas, parar en seco a los buitres hambrientos del dinero destinado a la educación de los hijos del pueblo trabajador, cobra cardinal importancia en todos los sectores que componemos la comunidad escolar.

La lucha de la comunidad Las Mareas, más que una lucha contra el cierre de una escuela, es la lucha contra la marginación social. Como parte de su exigencia inmediata, que es la permanencia de la escuela, también la comunidad trabaja en la elaboración de un currículo educativo distinto que vaya atado a las realidades que viven los residentes de esa área. La salida a este intento de cercenar lo poco que le queda a esta comunidad, para darle una educación de excelencia a sus hijos se dará en la calle. Y en la calle estaremos con ellos.

Relacionados:
Huelga de hambre en Salinas,
Describen suplicio de niños peregrinos en comunidad aislada

Caricatura tomada de www.planetakike.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s